top of page

Shein, Shopee y Aliexpress: los impuestos podrían generar US$ 8 mil millones al año, evalúa el gobie



El lunes pasado (3), el ministro de Hacienda, Fernando Haddad (PT), anunció medidas para aumentar los ingresos del gobierno federal, una de las cuales es la lucha contra el contrabando en el comercio electrónico. Según el ministro, se esperan ingresos de hasta R$ 8 mil millones al año a través de la regularización.


La solución apunta a enmarcar a las empresas minoristas internacionales que no pagan los impuestos adeudados. Cuando se le preguntó si el proyecto apunta a los comercios electrónicos chinos, como Shein y AliExpress, el ministro no mencionó las empresas, pero señaló que aquellos que no pagan impuestos comenzarán a pagar.


“Todo el problema es el contrabando. El comercio electrónico es bueno para el país, fomenta la competencia, lo que tenemos que frenar es el contrabando, porque está haciendo mucho daño a las empresas brasileñas que pagan impuestos”, dijo Haddad. El ministro agrega que todas las empresas pueden operar en Brasil, siempre que exista una sana competencia con quienes pagan impuestos en el país.


La semana pasada, Luiza Trajano, de Magazine Luiza, reforzó la competencia desleal entre el comercio electrónico brasileño y el chino: “no hay forma de competir si uno paga el 37% de impuestos y el otro no”.


El discurso de la empresaria fue reforzado por Raphael Carnavalli, Director de Marketing y Ventas de Freight Fast, en entrevista con Canaltech. El experto explica que un lado necesita pagar para importar, mientras que los consumidores de sitios extranjeros, casi siempre, no pagan impuestos por ello.


Para él, la tributación es justa y estimulará el mercado interno brasileño, ya que será más ventajoso consumir de comerciantes nacionales. “Aunque el precio sea un poco más alto, la ventaja del SAC y el reverso hablarán más fuerte en la decisión de compra”, dice. Considerando el acuerdo entre Brasil y China para la conversión directa entre sus monedas, Carnavalli comenta sobre la situación de las tiendas brasileñas que trabajan con productos importados: “Como el tendero ya paga su impuesto y, mejor aún, paga en una conversión directa, la ventaja en el precio será enorme y así conquistará aún más al cliente. Brasil encontrará el mismo producto y por el mismo precio. Los chinos siempre están a la vanguardia de los productos innovadores, no creo que la compra baje drásticamente, pero caerán en los productos que más se compran aquí".


Lo que dicen los consumidores


En su perfil de Twitter, el ministro Hadadd compartió un video respondiendo preguntas sobre la nueva medida en el que asegura que no será necesario crear nuevos impuestos ni aumentar la tasa, solo “cobrar a los que no pagan”. La previsión es recaudar entre R$ 110 y 150 mil millones al final del año. Fuente: Agencia Brasil





Comments


bottom of page